Zinedine-Zidane-EFE

Rey Midas Zinedine Zidane

Cuenta la mitología griega que en la antigua Grecia, Midas, rey de Frigia, era capaz de convertir en oro todo aquello que tocaba. Más de 2500 años después, un entrenador de fútbol, antes genio dentro de la cancha, se acomoda ahora al otro lado de la línea de cal convirtiendo en oro todo lo que toca. Zinedine que en su primera etapa en el Real Madrid fue capaz de convertir 3 Champions League seguidas (hecho histórico, nunca antes conseguido con el actual formato), ha sido capaz de sacar el máximo rendimiento en una plantilla de la que muchos pensaban que sus mejores años ya habían pasado y en estos días se ha proclamado campeón de esta atípica Liga 2019/2020. Todo lo que toca Zidane lo convierte en título.

El fútbol es un deporte causal, todo ocurre desde un porqué. Tampoco se puede decir que sea un deporte lineal, buscando una causa-efecto que simplifique la victoria o la derrota desde un matiz, detalle o argumento.  Lillo hablaba de entrenar para incrementar las probabilidades de ganar, puesto que para él, las posibilidades son las mismas desde que el árbitro da el pitido inicial (así está marcado en el reglamento). El fútbol como deporte de organización colectiva depende de la gestión de los factores dependientes. Las sinergias establecidas por un sistema complejo como es la de un equipo, se ven conformadas por los comportamientos y capacidades individuales, que se sitúan al servicio del conjunto. El entrenador desde su sillón promueve esas sinergias con el objetivo de multiplicar las interacciones individuales (más que la suma de los componentes que componen el sistema, pretendemos que los factores sean multiplicadores entre sí). Y eso ha sido Zinedine Zidane para el Real Madrid, un potenciador de probabilidades. Un facilitador de sinergias entre sus jugadores que ha originado una orquesta bien afinada, al servicio de un proyecto común en el que todos los jugadores desde sus roles han sabido multiplicar y no tan solo sumar (o restar, como ha sucedido en casos cercanos y reconocibles). Véase a Julio Velasco sobre la gestión de grupos.

No queremos caer desde aquí en la idea de que Zidane ha alcanzado un éxito rotundo como entrenador simplemente por una gran gestión del grupo, basada en una relación cercana y afable hacia sus jugadores, en lo que probablemente es parte de su triunfo. Desde luego que hay algo más, mucho más diría yo. Zidane ha construido en el Real Madrid una entidad con sentido propio. El diseño de un modelo de juego como instrumento que favorece las relaciones del colectivo sabiendo potenciar las características únicas y particulares del grupo talentoso que dispone, diseñando una idea de juego que permite al equipo a resolver acciones concretas que suceden a lo largo del juego aprovechando las singularidades del plantel. Además, el diseño de ese lenguaje común que permite describir los comportamientos y las acciones sobre el juego y que interacciona dentro de la individualidad de cada jugador, que se adapta a las circunstancias que le rodean, crea certezas a los compañeros y genera incertidumbre a los oponentes. En definitiva Zidane ha tenido la maestría de exprimir el talento de sus jugadores al servicio de una idea de juego que precisamente ha sido construida en base a ellos. Muchos son los entrenadores que imponen su estilo de juego buscando un grupo de jugadores que den forma a ese ideario, Zidane adaptó su idea al grupo de jugadores que tenía y supo sacar lo mejor de ellos.

Firmado: Dr. Iván Rivilla

 

Puedes compartir este post en twitterfacebook o instagram

“El fútbol es un deporte en el que se piensa con los pies y se juega con la cabeza” 

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Asier Rodríguez

Formación:

Graduado en Ingeniería Informática de Gestión y Sistemas de la Información por la Universidad del País Vasco obteniendo el premio al mejor expediente académico de la promoción. Máster en Inteligencia Artificial por la Universidad Politécnica de Madrid, con especialización en el aprendizaje automático.

Intereses:

Modelos gráficos probabilísticos, redes neuronales profundas, innovación en técnicas de aprendizaje automático y su aplicación al ámbito profesional y deportivo.

Experiencia

Científico de datos en Olocip desde 2018, diseñando y desarrollando soluciones en el ámbito de la inteligencia artificial y los datos para el deporte profesional. Parte activa en todas las fases del planteamiento de propuestas para minimizar la incertidumbre en la toma de decisiones a través de modelos de inteligencia artificial.

 

Científico de datos en el grupo de investigación CIG (Computational Intelligence Group) de la Universidad Politécnica de Madrid donde desarrolló su Tesis Fin de Máster de aplicación de modelos de aprendizaje automático al scouting futbolístico.