artificial-turf-2658661_1920

La delgada línea de cal

Que el conocimiento fluya, la comprensión del juego se materialice y las destrezas motrices se manifiesten, es decir, que el aprendizaje del jugador evolucione, ese es uno de los propósitos principales del entrenador sobretodo en las etapas formativas. La diferencia entre lo anterior y repetir una acción sin un propósito determinado, tan solo como un mero mecanismo que nos permite salir del paso de la acción del juego, no está tan lejos. Una delgada línea de cal como la que separa al entrenador de sus jugadores cuando el juego comienza. Lejos y cerca a la vez. Como el horizonte que vislumbramos estos días de verano al mirar el océano, está ahí al lado, sin embargo, nos acercamos y sigue igual de lejos (o cerca).

El entrenador no tiene la varita mágica. Precisa de la participación consciente, continuada y precisa del jugador. No es solo tarea del jugador la producción del propio aprendizaje, sino que el proceso es dicotómico y tan importante es la implicación del jugador como la generación de escenarios propicios por parte del entrenador. A nuestro juicio, con dos herramientas fundamentales cuenta el entrenador a la hora de intervenir en ese proceso de aprendizaje, por un lado, la propia tarea. Con sus condiciones, con su orientación, con el tiempo que se proporciona para asimilar y un largo etcétera de matices que permiten enriquecer el proceso individual de cada jugador. Por otro, la intervención que hacemos sobre esa tarea. Antes, durante y después. Cómo nos dirigimos al jugador, qué información previa le damos, cuál es el feedback.

Como dice el Investigador y divulgador científico Francisco Mora en su maravilloso libro “Cuando el cerebro juega con las ideas”, – La letra con sangre NO entra -. El dolor es un refuerzo negativo que el cerebro trata de no repetir y olvidar pronto. Por el contrario, aprender con alegría es un refuerzo positivo que se trata de repetir y mantiene lo aprendido en la memoria más largo tiempo.

Por tanto, el entrenador ayuda a generar el aprendizaje empleando contextos significativos, para ello necesita comprender por un lado lo que sucede en el juego, qué es lo que quiere que sus jugadores dominen y comprendan. Por otro, en el diseño de las tareas debemos contener esa parte emocional que hace al jugador más feliz, y por tanto, más eficaz. Una huella positiva en el cerebro del aprendiz que le permitirá florecer más adelante lo aprendido. Además, en la generación de esa huella positiva tiene mucho que ver la intervención del propio entrenador. La palabra de apoyo, la paciencia ante el error, ver en perspectiva lo que se está construyendo sin tener que buscar el aquí y ahora ante habilidades complejas que posiblemente requieren de un gran proceso reflexivo de comprensión. El fútbol no es fácil de comprender y mucho menos de tener la capacidad de exteriorizarlo. La línea de cal es enormemente fina, depende de ligeros matices. Todo importa en el proceso, cualquier detalle influye.

Firmado: Dr. Iván Rivilla

 

Puedes compartir este post en twitterfacebook o instagram

“El fútbol es un deporte en el que se piensa con los pies y se juega con la cabeza” 

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Asier Rodríguez

Formación:

Graduado en Ingeniería Informática de Gestión y Sistemas de la Información por la Universidad del País Vasco obteniendo el premio al mejor expediente académico de la promoción. Máster en Inteligencia Artificial por la Universidad Politécnica de Madrid, con especialización en el aprendizaje automático.

Intereses:

Modelos gráficos probabilísticos, redes neuronales profundas, innovación en técnicas de aprendizaje automático y su aplicación al ámbito profesional y deportivo.

Experiencia

Científico de datos en Olocip desde 2018, diseñando y desarrollando soluciones en el ámbito de la inteligencia artificial y los datos para el deporte profesional. Parte activa en todas las fases del planteamiento de propuestas para minimizar la incertidumbre en la toma de decisiones a través de modelos de inteligencia artificial.

 

Científico de datos en el grupo de investigación CIG (Computational Intelligence Group) de la Universidad Politécnica de Madrid donde desarrolló su Tesis Fin de Máster de aplicación de modelos de aprendizaje automático al scouting futbolístico.