mindfulness-5371476_1280

Las 5 mentalidades del futbolista

 “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender” 

Alvin Toffler

 

1.  Mentalidad principiante-experta

Suena paradójico pero, realmente, una mente experta se sustenta continuamente en una mente principiante (mind zen o soshin). La competencia de aprender a aprender en un contexto líquido y gaseoso como es un terreno de juego cobra especial importancia. La curiosidad, el entusiasmo y la emoción de explorar, experimentar y actuar son cualidades básicas que permiten una infinidad de posibilidades de éxitos y errores. Hay que fomentar los fracasos constructivos, los fracasos inteligentes. En muchas ocasiones esta mentalidad de principiante florece en contextos menos formales y más allá de los entrenamientos, como en una pachanga con los colegas de cualquier edad, improvisando un balón con trozos de tela, una cancha de arena y las mochilas hacen de porterías. La mentalidad principiante atiende al concepto de neuroplasticidad cerebral.

 

2.  Mentalidad emocional-ejecutiva

Las emociones se ubican en el cerebro reptiliano o el casco antiguo del cerebro y filogenéticamente han tenido un papel trascendental para nuestra supervivencia mediante una respuesta rápida y adaptativa. Son parte del sistema 1 de Kahneman, del hot system de Mischel o de la inteligencia generadora de Marina. Ese contenido e impacto emocional junto con la variabilidad de experiencias será clave en la formación del futbolista. Este cerebro emocional tiene infinidad de conexiones con el cerebro racional (bottom-up). En concreto, las funciones ejecutivas (flexibilidad cognitiva, memoria de trabajo e inhibición de impulsos, entre otras) se albergan en el área más moderna del cerebro, el córtex prefrontal. Son parte del sistema 2 de Kahneman, del cool system de Mischel o de la inteligencia ejecutiva de Marina. Como la unión hace la fuerza es esencial educar y entrenar la direccionalidad top-down.

 

3.  Mentalidad creativa-divergente

La era de la industrialización ha dado paso a la era de la creatividad, los enfoques cuantitativos a los cualitativos, y la visión dicotómica cuerpo-mente a la visión integral (física, cognitiva, social, emocional e interior). El cerebro funciona como un todo complejo, único e interconectado. Ed Catmull en su libro Creatividad realiza la siguiente reflexión: “Walt Disney inventaba sobre todo cosas nuevas. Él ponía en marcha cosas –a nivel artístico y tecnológico- que no existían antes. Einstein, por el contrario, fue experto en explicar lo que ya existía […]. Me encantaba cómo los conceptos que desarrollaba obligaban a la gente a cambiar su enfoque sobre la física y la material, el punto de vista del universo desde una perspectiva diferente”.

 

4.  Mentalidad de crecimiento-ganadora

Los deportistas con motivación de logro, el deseo de superación en los desafíos y el esfuerzo para alcanzar las metas, con sacrificio, resiliencia y perseverancia, con sus respectivos errores y fracasos…, según la teoría de Carol Dweck, tienen mentalidad de crecimiento (mindset). Aquellos deportistas con motivación extrínseca que se proponen metas sencillas de alcanzar para evitar posibles fracasos, que se comparan con los demás, que consideran que el talento es innato y la inteligencia inamovible, según la autora, tienen mentalidad fija. ¿Y el winner effect? El doctor Manuel Jiménez lo explica maravillosamente en el siguiente vídeo.

 

5.  Mentalidad de liderazgo in-out

El siguiente estudio es especialmente revelador en cuanto al liderazgo out. Se evalúa la satisfacción de un grupo de profesionales para valorar su satisfacción en una serie de criterios. A partir de ahí se realizó una intervención con 22 medidas pero los resultados empeoraron respecto a la evaluación inicial. Posteriormente se realizó otra intervención y prácticamente todos los resultados mejoraron respecto a los anteriores. ¿Qué sucedió? Se sustituyó a la persona encargada de la supervisión. El liderazgo institucional, el liderazgo de equipo… puede ser tóxico o inspirador, emocionante, motivador, ejemplarizante. En este caso, la empatía, las neuronas espejo, la comunicación, las relaciones sociales, los neurotransmisores… tienen especial relevancia. Además, no se puede olvidar el liderazgo in, más introspectivo, basado en la metacognición, en el autocontrol, en el autoconocimiento, en la automotivación… en la famosa frase del Templo de Apolo en Delfos “conócete a ti mismo”. Ya lo decía Phil Jackson, prestigioso entrenador ex de Los Ángeles Lakers y los Chicago Bulls, que suma un total de once anillos de campeón de la NBA: “A lo largo de los años he aprendido que el enfoque más eficaz consiste en delegar tanta autoridad como sea posible y fomentar las habilidades de liderazgo de todos los demás. Cuando lo consigo, no solo se acrecienta la unidad del equipo y se da pie a que los demás también crezcan, sino que, por muy paradójico que parezca, mi papel como líder también se refuerza”.

 

Firmado: Dr. Iván RivillaDr. Juan Ángel Collado

 

Puedes compartir este post en twitterfacebook o instagram

“El fútbol es un deporte en el que se piensa con los pies y se juega con la cabeza”

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Alguna duda?

Déjanos tu mensaje y un teléfono y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Asier Rodríguez

Formación:

Graduado en Ingeniería Informática de Gestión y Sistemas de la Información por la Universidad del País Vasco obteniendo el premio al mejor expediente académico de la promoción. Máster en Inteligencia Artificial por la Universidad Politécnica de Madrid, con especialización en el aprendizaje automático.

Intereses:

Modelos gráficos probabilísticos, redes neuronales profundas, innovación en técnicas de aprendizaje automático y su aplicación al ámbito profesional y deportivo.

Experiencia

Científico de datos en Olocip desde 2018, diseñando y desarrollando soluciones en el ámbito de la inteligencia artificial y los datos para el deporte profesional. Parte activa en todas las fases del planteamiento de propuestas para minimizar la incertidumbre en la toma de decisiones a través de modelos de inteligencia artificial.

 

Científico de datos en el grupo de investigación CIG (Computational Intelligence Group) de la Universidad Politécnica de Madrid donde desarrolló su Tesis Fin de Máster de aplicación de modelos de aprendizaje automático al scouting futbolístico.